lunes, 11 de marzo de 2013

Tatou_Patricia Urquiola

La inspiración de Patricia Urquiola venía de Oriente cuando creo la lámpara TATOU, fueron las armaduras japonesas, reflejo de fuerza y resistencia, y al mismo tiempo ligereza y flexibilidad.

Su nombre es francés,  significa ¨armadillo¨, mamífero acorazado, del mismo modo que la carcasa de esta lámpara protege de su luz. 



La pieza tiene la tradicional forma de cúpula, pero su superficie se encarga de proporcionarnos un nuevo lenguaje a través de su piel tridimensional y perforada que difumina la luz en algunas zonas y la deja pasar por completo, aunque discretamente, en otras, creando interesantes juegos de luces y sombra.


El material que lo compone, metacrilato/policarbonato, favorece también los efectos con la luz, dependiendo de como se dosifican los componentes se modifica la opacidad y color. 



Sus colores en el difusor también nos proporcionas distintas sensaciones con sus efectos luminosos. La podemos encontrar en blanco, negro y ocre. Nos decidiremos por una u otra dependiendo de la intención que busquemos. La lámpara blanca nos proporciona mucha mas claridad, apropiada para ambientes de día, como el comedor o zona de estar, mientras que los otros acabados los considero mas apropiados para rincones donde queremos una iluminación mas tenue o íntima, como luz ambiente en un salón, o en dormitorios. En cualquier caso depende del mobiliario general de la estancia, el estilo, los colores y acabados, puede ser más apropiada la elección de una u otra.


Nos presentan Tatou en las versiones de suspensión, sobremesa y pie, en los siguientes tamaños:

Suspensión: diámetro de 28 y 50 cm.
Sobremesa: diámetro 28 cm y Htotal_50 cm.
Pie: diámetro 50 cm y Htotal_180 cm.


Vías | ilamparas | espacio-blanco

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...